BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 13 de agosto de 2009

Hola & Primer capitulo

Bueno aquí esta mi segunda historia. Es algo distinta a la otra pero con el mismo cometido, que es guste. Esta es algo mas "realista" pero tampoco mucho jeje. Va de una chica que no puede vivir la vida a su gusto y el problema es que su ciudad esta en guerra. Tiene un género romantico también suspense. Aquí os dejo mi primer capitulo y espero de corazón que os guste. Un beso y muchísimas gracias.

Capitulo 1: Preparando la huída

Se había formado una guerra. El país se había dividido en dos bandos, uno que se podía decir que era el bando materialista, de los ricos y los que tenían poder en el país y el otro era el de la gente más ó menos normal que solo quería derechos. Era todo muy desigualado y la cuidad en la que vivía se había vuelto muy insegura para andar por ella. Tenías que ir acompañado de una persona armada porque no sabías lo que te encontrarías andando. Los colegios y lugares públicos se habían cerrado porque no podían juntarse gente de los dos bandos. En cada bando, cada parte de la ciudad, tenía una escuela o lugar de ocio. Era un lugar horrible, en pleno siglo veintiuno y en el primer mundo, en un país grande, parecía el tercer mundo. Todo eran muertes, sucesos, vidas destrozadas, familias hundidas… Ya no quedaba nada de la alegría que antes rebosaba en la ciudad, ya no quedaba la inocencia de los niños ni los conciertos para nosotros, los jóvenes. Era todo triste, de color negro teñido de sangre, muertes, desgracias… Ya apenas se podía vivir allí.
Mis padres, Ángel y Juliette estaban del lado de los ricos, por desgracia yo era la atípica que estaba en contra de la niña rica de papá y mamá, era la oveja negra de la familia. Mi familia se componía de mis padres – que ya nombré- y de mis hermanos: Mia que tenía 19 años y Gael que era el pequeño con 10 años, yo estaba en el medio, a mi “tierna edad” de 16 años. Mis hermanos eran muy peculiares. Eran muy caprichosos y presumidos pero con buen corazón. Muchas veces mis padres decían que el dinero no da la felicidad pero si la compra. No estaba de acuerdo con esa frase. Para mis padres era la fase de la rebeldía pero ellos apenas pasaban tiempo con nosotros. Desdé que estalló la guerra se pasaban en casa cuatro días de los siete que tiene la semana. Nos dejaban a cargo de tres niñeras, una para cada uno de nosotros. Incluso para mi hermana Mia, que a pesar de ser ya mayor aún se la ponían. Yo tuve la suerte de tener a la mejor niñera del mundo. Lila siempre se ocupaba de mí y me entendía, era como la madre que me faltaba solo que mucho mas joven, tenía 21 años.
Yo estaba muy en contra del bando al que pertenecíamos. Por mis raíces tenía que pertenecer al bando materialista, como yo lo llamaba, y eso no me gustaba. No quería estar de eso lado, yo a quién quería apoyar era al otro, al que defendían sus derechos. Pero estaba segura de que si se lo pedía a mis padres pasarnos para aquel bando me tomarían por loca y aún encima tendría castigo de por vida por dar a ver mis ideas.
Un día estaba en mi habitación viendo la televisión cuando echaron que un grupo de rebeldes – como llamaban los capitalistas a los que buscaban sus derechos- se había escondido y perdido en la montaña norte. Era una montaña perdida en la cordillera. Solía tener nieve hasta en verano, las temperaturas eran muy bajas y las condiciones extremas pero se podría sobrevivir. También dijeron que dos de los rebeldes andaban sueltos por el barrio azul, un barrio bastante marginado de la sociedad donde se junta lo peor de la ciudad. Los “rebeldes” tenían planeado marcharse esta noche por lo que dijo un topo del gobierno capitalista, así que tendrías las entradas acordonadas.
En ese momento, mi cabeza se iluminó por una idea que acababa de tener. Estaba harta de todo lo que mi vida de “niña rica” me estaba ofreciendo, ni si quiera podía expresar lo que pensaba con seguridad sin que alguien dijera que estaba en fase del pavo. Así que me iría, iría a buscar a los “rebeldes” y les rogaría irme con ellos. Lila era una “rebelde” reclutada, ella me había contado en secreto que su familia vivía en la montaña del norte, justo donde había hablado la televisión, y que ella también le gustaría irse con ellos pero la tenían vigilada noche y día los guardias de mis padres para “proteger” el hogar. Yo hablaría con Lila y le diría que nos escapábamos esta noche con alguna excusa que me inventaría yo. Mis padres confiaban mas o menos en mi y si decía cualquier tontería de esas podría irme con los que pensaban como yo. Estaba dispuesta a morir solo por estar a gusto por una vez en muchísimo tiempo.
En ese momento entró Lila en mi cuarto, el momento perfecto para hablar.
- ¡Buenas tardes! – Le dije con una sonrisa.-
- Buenos tardes Sisi ¿Qué tal? – Me contesto-
- Muy bien ¿Podemos hablar? – Le dije con ternura para que no se preocupara-
- Claro, dime ¿Qué te ocurre? – Me dijo con la misma ternura-
- Tengo la solución a nuestros problemas Lil. Nos vamos esta noche con los rebeldes”. Yo me inventaré una excusa perfecta para que nadie desconfíe de nosotras y podamos salir bien, por eso no hay problema. Acabo de ver en la televisión que están en el barrio azul. Bajamos hasta allí y estoy segura de que tu sabes por donde. También les puedo ayudar a salir de la cuidad, sé de un lugar que es como una ladera para los animales pero que les ayudará. La cuidad esta vigilada por los capitalistas para que no salgan. Necesito irme de aquí, no puedo ser yo y me están quitando toda la felicidad. Sé que a ti también y no te estoy diciendo que me lleves por la fuerza, sino que me ayudes a ir donde pueda esta mejor. Mi familia no me echará en falta, sé que me quieren pero no habrá gran pérdida. – Le guiñé un ojo. Su rostro era de sorpresa y estaba en estado de shock.-
- No se que decir Sisi. – Me dijo con voz irritante- No creo que sea la mejor idea, tus padres pensaran que te rapte o cosas peores.
- No digas tonterías Lila, todo saldrá bien. Aquí las dos somos infelices. Vamos a donde poder intentar buscar la felicidad. Además no te preocupes por mi, contigo siempre estoy bien. Por favor, no es un capricho, sabes que no los tengo.
- Está bien… Iremos a las ocho al barrio azul, piensa una excusa. Te haré una mochila con lo imprescindible y algunos víveres para el camino. La montaña norte está a un día y medio de camino y creo que los que están en el barrio azul son mi hermano Ethan y Roi, un amigo, iremos con ellos, sé como contactarles. Pero tenemos que tener cuidado, pueden pensar que somos topos.
- No te preocupes, estoy dispuesta, es normal. Yo me ocupo de mi parte. Voy a ello, no hay tiempo. – Le respondí con un tono de esperanza en mi voz.-
- Vale, estaré aquí a las siete en punto. No está cerca de aquí y tenemos que hacer un rodeo por la seguridad.
- Vale, hasta las siete.
Lila se fue con cara de preocupación, como yo, pero con una pizca de esperanza en sus ojos. Me preguntaba si como sería que una hija de capitalistas quisiera ser rebelde. Seguro que me tomaban por topo, lo bueno es que Lila estaba allí conmigo.
Bajé al salón de juegos dónde se encontraban Mia y Gael.
- Hola Sisi ¿Juegas al tenis?– Me habló Mia-
- No gracias, venía solo a preguntar si visteis a mamá o papá por aquí.
- Creo que papá está en el norte del país y mamá esta en su habitación descansando del viaje de ayer. – Me respondió Gael.
- Gracias, voy a ver. Que tengáis un buen juego, que gane el mejor.
- O sea yo – dijo Mia-
- Ni lo sueñes barbie de pacotilla – le respondió Gael.-
Se fueron y yo subí hacía la habitación de mi madre dispuesta a pedirle que me dejara salir con Lila para hacer cualquier cosa, la cosa era salir. Llegué a su puerta y toqué despacio. Mi madre siempre decía que la educación era imprescindible. Oí una voz que me decía que pasara.
- ¿Mamá?
- Hola Sisi, que sorpresa, ayer no me viniste a ver cuando llegué.
- Lo siento mamá, tuve un día bastante cansado.
- ¿Otra vez con tus tonterías? Sisi por favor ¿Cuándo vas a cambiar? Se que la situación en el país no es la mejor, pero sigues teniendo 16 años y estas en la flor de la vida. Debes ser, o por lo menos, intentar ser una chica normal de tu edad. Inténtalo hija, te irá mejor.. – Siempre estaba echándome algún discursito de esos, diga lo que diga ella tenía que reprocharme algo.-
- Mamá no saques el tema por favor. He pensado que luego, sobre las siete, podía ir al club donde se reúnen los chicos de mi edad – Era un club de pijos, se celebraba en casa de unos de los grandes capitalistas de la ciudad. Tenía una casa construida solo para el club. Allí había algunos caballos y un mini campo de golf. En esta época que estaba pasando la ciudad, el club era el gran refugio y el más seguro porque la seguridad era la máxima. A mi no me gustaba, solo se hablaba de tonterías pero sabía que si lo decía mi madre no se negaría, le encantaba el club.-
- Muy buena idea Sisi. Ve, cuando quieres sabes pensar bien. Dile a Lila que te acompañe y hablaré con Phil para que prepare el coche y estéis segura, tal y como están las cosas... – Phil era el chofer y gran aliado de mi madre, el menos indicado para acompañarnos.-
- No hace falta. De estar tanto tiempo en mi habitación me he visto ya algo descuidada físicamente y agobiada. Una caminata nos hará buena fata . – Eso también era infalible, para mi madre la apariencia física era muy importante.-
- Mira que te digo que te cuides y que no te abandones y tu nunca me haces caso. Sisi estas en la flor de la vida, presume como hacen las niñas de tu edad. No puedes estar siempre encerrada en tu mundo. Me parece una gran idea la que tuviste, por una vez sabes pensar bien. Puedes ir andando… Aun que tal y como está la cuidad…
- Déjanos un arma por si acaso. Iré por el camino seguro, no te preocupes.
- Esta bien. Habla con ella. A las siete os vais y a las diez os quiero de vuelta.
- Vale, que descanses mamá.
- Adiós
Me fui con gran gesto de satisfacción. Mi trabajo ya estaba hecho. Ahora solo quedaba que Lila trajera nuestro equipaje. Quedaban quince minutos para que empezara nuestra gran aventura.

5 soles :):

Gaby ;) dijo...

Empezaste muy bien la historia me gusto ;) Sigue asi espero el prox cap :)

solo puedo pensar en ti dijo...

nooo MUY BUENA! =) seguro que pasa ago entre el hermano de lila y ella jijiji creo jajaja
porfa sube pronto!

Anónimo dijo...

Me encanta!!!! Sigue asi!!! Y opino lo mismo que Solo puedo pensar en ti, que pasa algo con el hermano de Lila o con el amigo... Al menos eso espero... estaría BUENÍSIMO!!!

Bueno... sube entrada pronto!
Besos!
L*

Val* dijo...

Ohhh! Mola mucho, el argumento es genial^^!
Seguro que tendrás mucho exito;)!
De verdad, me encanta como escribes!!
Y el nombre ese, "Gael" o algo así, es precioso, me encantaaaa!
Sigueee mona!
Besos
Val*

·sara· dijo...

me encanta me encanta ya lo sabes ya te lo dije y no puedo decirte más!!!