BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 23 de agosto de 2009

Capitulo 7: ¿El fin?

La sombra se acercaba a mí con ese brazo alzado. El miedo se apoderó de mí y quise chillar pero de mi garganta no salía nada más que aire. ¿Llegó la hora? ¿Ya me iba a morir? Estaba temblando, tenía mis manos agarrando mi cabeza. En ese momento la sombra se arrodilló a mi lado y acercó el brazo hacía mi.
- No te asustes, no te voy a hacer daño, al menos por ahora.- ¡Imposible! Esa era la voz de Ethan pero ¿Qué hacía el diciéndome esas palabras a mí? Yo no podía hablar estaba demasiado aterrada.- Mi hermana me pidió que te echara un vistazo a la herida, yo no quiero pero ella me lo suplicó y por ella hago lo que sea.- La voz de Ethan sonaba pensativa.-
Ahora todo me cuadraba. Lila le pidió a Ethan que me mirara la herida ya que a él se le daba muy bien la “medicina”.
En ese momento Ethan alzó mas la mano hacía mi rostro, que en un impulso lo aparté de su mano.
- Sino quieres que te la mire, tu misma. Después dile tú a Lila que no quisiste que te la mirara. Para mi tampoco es agradable. – Esta vez su voz sonaba enfurecida.-
- No… no es… que no quiera… que me la mires… es que… no… es nada…- Mi voz era asustadiza, temblorosa y entrecortada pero tampoco haría nada por ocultar lo evidente: le tenía miedo, mucho miedo.-
- Mejor para mí. – Dijo mientras se levantaba y se iba a su sitio.-
Intenté volverme a dormir pero fue muy difícil. Me dolía mucho la herida pero no iba a decir nada. No quería que Ethan se sintiera obligado a mirármela.
Pronto amaneció una mañana clara y Lila fue la primera en despertarse. Me di cuenta que Ethan estaba detrás de Lila y por eso no lo pude ver en toda la noche.
- Buenos días Sisi, imagino como debes de estar de la espalda.- Dijo avergonzada Lila.-
- Buenos días Lil, no te preocupes por mi espalda, estoy perfectamente. – Mentira, me dolía todo el cuerpo.-
- Siempre serás igual… - Dijo ella mientras despertaba cuidadosamente a Roi.-
Cuando Roi vio a Lila la cogió y la tiró con él como si fuera un juego. Ella hizo que se enfadaba y él le pidió perdón. Luego Lila fue a servir el desayuno: otras galletas y un poco de leche en polvo disuelta en agua.
A la primera que sirvió fue a mí y eso le molestó mucho a Ethan y Roi, pero no dijeron nada. Luego les sirvió a ellos y por último se sirvió ella misma. Mientras desayunábamos solo hablaba Lila con Roi y muy pocas veces, Ethan. Hablaban de cómo sería el camino final hacía la montaña, de cómo estaba la gente y de poco mas.
Al rato nos levantamos y recogimos las cosas. Yo recogí mi sábana fría y se la ofrecía a Lila que la cogió amablemente. Luego Lila cogió nuestra mochila y me ofreció una camiseta nueva y unos pantalones. Yo los cogí porque lo que tenía puesto estaba ya muy usado. Ella cogió otro pantalón y otra camiseta para ella.
Nos fuimos un poco mas lejos de donde estábamos, en contra de lo que querían Roi y Ethan que le decían a Lila que irse conmigo era peligros pero ella no hizo caso.
Llegamos al sitio donde nos cambiamos. Yo me puse un pantalón negro con una camiseta blanca simple. Lila se puso un pantalón vaquero con una camiseta azul. Nos recogimos el pelo en una coleta alta y nos fuimos de nuevo a donde estaban Ethan y Roi que también se habían cambiado.
Roi me cogió otra vez las manos y me las ato con la cuerda. Lila estaba en contra pero no había nada que ella pudiera hacer.
Empezamos a andar con todo a cuestas y subimos por la montaña. Cuanto mas subíamos, más me sentía libre. Parecería que no pero yo me sentía liberada del cargo de mi familia. Familia a la que echaba mucho de menos. Tardamos casi todo el día. Estaba ya casi puesta la noche cuando llegamos arriba del todo. No veía más que prado y no entendía ¿Dónde estaba la casa? ¿Y la gente? No entendía nada y entonces noté como alguien me cogía con fuerza hacia atrás. Me tiró en el suelo e hizo que mi herida volviera a estar ardiente y que corriera sangre por ella. Noté como en mi cuello había posado algo punzante y cortante ¿Llegó ya mi fin entonces? ¿No saldré de esta? Solo pude exclamar otro “¡Ay!” y se noto mi voz ahogada entre las lágrimas inevitables.

Siento que este capitulo no sea muy largo pero si añadía mas sería demasiado largo así que tocó un cap corto, espero que lo comprendaís. Si tengo algún comentario, a la noche subo el capitulo 8 y ya no os dejo tan soso con este cap jeje.
Muchísimas gracias a las 3 personas que me comentaron, soís geniales.
Muchos besos y espero que os guste :D
Priscilla (:

3 soles :):

Val* dijo...

AJJJJ MALAAAAA!QUE ERES MALAAAAA! Perdon por no comentar antes, es que no me apetecía pasar, pero ahora me tienes intrigada e hiciste que me enganchara!! Jeje, sigue, me encanta!!
Beso
Val*

Hibbyta dijo...

:o ahora quien la quiere matar? xd
pobrecita, todo por ser de los materialista aunque ella no sea igual :S
Besos!

keberly dijo...

me encanta espero el capitulo y sus sorpresas